Evangelio del domingo

Domingo 16 de febrero

VI DOMINGO DURANTE EL AÑO

Mt 5, 20-22a. 27-28. 33-34a. 37

Jesús dijo a sus discípulos:

    Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

    Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: «No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal». Pero Yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal.

    Ustedes han oído que se dijo: «No cometerás adulterio». Pero Yo les digo: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

    Ustedes han oído también que se dijo a los antepasados: «No jurarás falsamente, y cumplirás los juramentos hechos al Señor». Pero Yo les digo que no juren de ningún modo.

    Cuando ustedes digan «sí», que sea sí, y cuando digan «no», que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno.

La ley es necesaria para la vida de una sociedad o de una comunidad.

El problema se presenta cuando absolutizamos la ley como camino de fidelidad a Dios. Esto sucede cuando nuestras leyes y tradiciones traicionan el querer de Dios o ponemos toda ley en el mismo nivel. Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres. También cuando separamos la ley del bien de las personas. Por mantenerse fieles a su tradición, ustedes descartan tranquilamente el mandamiento de Dios (que es el mandamiento del amor).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password